Armonía tonal: Un enfoque moderno para guitarristas (Behind the scenes)

La historia de un libro, un viaje y un incendio...

Seguramente muchos conoceréis este libro y a su autor Alfonso del Corral. Siempre les recomiendo esta publicación a mis alumnos, es un manual de cabecera muy interesante y completo para iniciarse o profundizar en el estudio de la armonía, pero…¿qué historia hay detrás de este libro?

Yo no soy escritor como Alfonso, pero puedo intuir que cada libro tiene su propia historia, al igual que pasa con cada canción. Pues bien, hoy os voy a contar mi historia con este libro.

Tengo la suerte de conocer a Alfonso desde hace la friolera de casi 20 años, hemos sido amigos todo este tiempo y aunque él vive en Valencia y yo en Barcelona nunca hemos perdido el contacto, además desde hace 4 años somos socios en Plug&Learn, pero esa es otra historia que ya os contaré.

El caso es que hace mucho tiempo que supe de su idea de escribir un libro sobre armonía orientado principalmente a los guitarristas, lo cual siempre me pareció una idea genial. Además pude ir viendo todo el proceso, desde la etapa de documentación hasta el momento de la edición, y siempre es un orgullo ver como un amigo hace un trabajo de una forma tan cuidadosa y poniéndole tanto cariño e ilusión. 

Por eso mismo cuando Alfonso me llamó para pedirme que fuera uno de los correctores me hizo muchísima ilusión y acepté sin dudarlo, además mi trabajo de final de grado estaba muy relacionado con el tema y pensé que era una buena ocasión para sacarle partido.

Pues bien, llegaron las fases finales de la corrección en la Semana Santa de 2012, y como mi familia vive en Asturias me pareció buena idea ir a pasar unos días con ellos y así tener un poco de tranquilidad para terminar el trabajo con calma. Cuando todo el mundo estaba durmiendo yo me quedaba trabajando hasta tarde, soy un animal nocturno y prefiero esos momentos. Uno de esos días de madrugada, mientras estaba enfrascado con mi portátil en uno de los capítulos, alguien empezó a dar golpes a nuestra puerta desesperadamente y gritando a voces el nombre de mi madre. Ya os podréis imaginar el susto que nos llevamos todos. De repente fuimos a abrir la puerta, era la vecina, una señora mayor que llevaba viviendo toda la vida en el edificio, había un incendio en su casa. A partir de ahí, como en las películas, caos, confusión, gente corriendo de aquí para allá…llamo al 112 y explico todo para que manden a los bomberos, así que nos ordenan que salgamos a la calle y esperemos. 

Hasta ahí todo bastante normal, así que me dedico a ir diciéndoselo a los vecinos. Y de repente veo a uno de ellos aparecer de la nada, en bata de cuadros y zapatillas, agazapado con un extintor en la mano y entrando en el piso en llamas como si fuera la escena de una película. La verdad es que dentro de la gravedad la escena tenía su gracia. 

Nuestro vecino apagó el incendio, y por suerte no hubo que lamentar ningún daño personal, solo materiales y todo se quedó en un mal recuerdo. Pero cada vez que veo la portada del libro en la estantería de mi aula o lo cojo para solventar alguna duda de un alumno me acuerdo de aquel día, de aquel viaje y de aquel incendio, pero sobre todo me acuerdo de la ilusión con la que trabajó Alfonso en este, su primer libro. 

Esta es mi historia con “Armonía tonal: Un enfoque moderno para guitarristas”, espero que os haya hecho pasar un buen rato. No puedo más que recomendaros este libro si queréis estudiar armonía desde cero o ampliar vuestros conocimientos.

¡Nos vemos en los escenarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba