Tutorial Rítmica Funk

Didáctica: Hybrid Picking
5 Noviembre, 2016
Ya está disponible el número 55 de Cutaway Guitar Magazine
20 Noviembre, 2016
Ritmica Funk

Ritmica Funk

PLAY THAT FUNKY MUSIC

Cómo enriquecer nuestro vocabulario rítmico para comping o solos.

En ocasiones me he sentido estancado como músico. He tenido esa sensación extraña y desagradable de estar tocando siempre las mismas cosas, de caminar en círculos pasando por los mismos lugares sin llegar a nada nuevo. En esos momentos cuesta mucho ser objetivo y tendemos a cargarnos toda la culpa de nuestro estancamiento. Pero creo que esto es algo natural, un paso que hay que dar para poder avanzar y asimilar nuevos conceptos y obtener más recursos. Una de las estrategias que sigo cuando me siento encallado es jugar con estilos diferentes e intentar extrapolar otras técnicas a mi propio estilo. En este artículo os traigo unos cuantos ejercicios para trabajar el apartado rítmico muy inspirados en el funk, así que ¡preparad vuestra mano derecha!

Mi background musical se basa en el blues y el rock clásico, pero me he visto indagando recurrentemente en el funk en busca de nuevo vocabulario e ideas rítmicas, hasta tal punto que en ciertas épocas algunos compañeros han pensado que principalmente tocaba este estilo. Los ejemplos que os presento pueden servir tanto para trabajar nuestra forma de acompañar como para enriquecer nuestros solos con un “toque de raíz”.

Pero antes de meternos en harina, unos cuantos apuntes a nivel general para poder sacarle el máximo partido al estudio. En primer lugar hay que tener claro que la protagonista es la mano derecha, así que ésta manda. Debe permanecer en todo momento relajada para que el movimiento pendular sea lo más natural posible. Eso nos ayudará a controlar mejor el tempo y la subdivisión a semicorcheas. Por otro lado, es muy importante que cada batida de la púa sobre las cuerdas produzca un solo chasquido, es decir, que no se distingan las cuerdas por separado, lo que hará que el patrón rítmico que estemos tocando sea mucho más percutivo y definido. Y por último: EL TEMPO. Para mí uno de los factores que definen a un gran músico. Debemos no sólo intentar ser lo más precisos que podamos en el tempo, sino buscar que éste transmita una sensación de naturalidad y de “camine”. Yo siempre he conseguido los mejores resultados en este campo buscando proyectar lo que toco de forma relajada y estirando el tempo un poquito hacia atrás, como si intentara constantemente que todo ocurriera más despacio.

  1. Vamos con el primer ejemplo. Este riff es un estilo de acompañamiento muy típico dentro del funk.  La mano derecha hace semicorcheas constantemente golpeando todas las cuerdas cada vez,  y es la mano izquierda la que hace que suene el acorde o las cuerdas muteadas relajando la tensión. Armónicamente, el riff está sobre E7, así que podríamos utilizarlo sobre un blues transportando el motivo al cuarto y quinto grado. Durante todo el ejemplo se utilizan cuatro voicings sobre E7, todos ellos en Drop 2. Si quieres ampliar información sobre teoría musical y cómo construir y utilizar voicings en Drop 2, puedes visitar mi web www.david-garcia.net. [youtube=https://www.youtube.com/watch?v=qf7R4g3cK30&w=450&h=246]
  2. En el segundo tocaremos sólo una cuerda cada vez. Estas “single note lines” son muy efectivas para acompañar, especialmente en bandas grandes, cuando buscamos controlar la densidad de nuestro arreglo en pos de no comer espacio a otros instrumentos como vientos, Hammond, etc. A nivel rítmico nos encontramos con una especie de half-time shuffle; las semicorcheas se atresillan. Jugar con las notas que se mutean ligeramente y las que se dejan sonar completamente nos brinda múltiples posibilidades a nivel dinámico. Puedes probar varias combinaciones e ir variándolas a lo largo de una canción.
  3. El tercer ejemplo se complica considerablemente. Es un riff basado en skank. Esta técnica consiste en rasguear todas las cuerdas pero haciendo sonar una sola, es decir que el resto deben mutearse con la mano izquierda. No es fácil y requiere de paciencia para conseguir que suene todo limpio, pero es un recurso que puede darle mucha fuerza e intención a nuestras “single note lines”. En el tercer compás de este ejemplo tenemos un adorno muy común en el funk: un tresillo de semicorcheas con las cuerdas muteadas. Para llegar a controlar esta variación rítmica es muy importante practicarlo muy despacio y asegurarse de que todas las batidas de la púa tienen la misma fuerza y el rasgueo suena como un solo golpe, sin que se oigan las cuerdas por separado. Cuanta más consistencia logremos en este aspecto, más definida será la figura rítmica. No tengas miedo a practicarlo, una vez dominado es muy divertido aplicarlo a nuestros acompañamientos o incluso solos.
    NOTA: En el cifrado de este tercer ejemplo no aparecen cruces en todas las cuerdas para indicar que están muteadas por claridad en la edición, pero en cada uno de los ataques deben rasguearse todas. En eso se basa la gracia del skank.
  4. En el último ejemplo aplico un poco de todo lo que he ido explicando en los puntos anteriores. Es un riff muy resultón para acompañar temas que se basen en vamps dóricos o mixolidios. Va realmente rápido así que ¡es importante preparar el metrónomo!

Espero que esta pequeña inmersión en el funk y sus posibilidades rítmicas para la guitarra os sirva de inspiración y sobre todo de diversión y que os de recursos e ideas para ampliar vuestra paleta sonora a la hora de acompañar e improvisar. ¡Nos vemos en los escenarios!

SONIDO: Para la grabación de los ejemplos utilicé una Suhr Pro S2 con pastillas Tom Anderson y un Sp Compressor directo a mi Lonestar Special de Mesa Boogie. El toque que le da el SP es genial para este tipo de rítmicas, hace que los transitorios salgan a primer plano y ayuda mucho a empastarlo en la mezcla. En vez de grabar con micrófonos envié el sonido al DAW, utilizando un Bad Cat Unleash como carga y el Two Notes Wall of Sound para la simulación de altavoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *